Páramo del Sil acogió este miércoles una reunión entre Junta de Castilla y León, Consorcio del Ponfeblino y ayuntamientos por los que atraviesa la línea ferroviara para avanzar en el proceso de cesión al consorcio de las infraestructuras del tren. Al encuentro asistío el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que informó del estado de las  actuaciones puestas en marcha por la Junta hacer efectivo un proyecto de explotación de la línea que se constituya una nueva actividad económica para las comarcas de Laciana y el Bierzo.

La consejería ha considerado que dotar de dicha seguridad física y jurídica a las parcelas e inmuebles que constituyen la infraestructura, era un paso precio necesario para hacer la cesión con garantía. A petición del Consorcio, se había realizado toda la tramitación en dos partes, una la que corresponde a la parte de la línea que está en municipio de Villablino, donde radican las principales instalaciones como talleres y otras edificaciones, y el resto, con el fin de poder
adelantar la gestión de primera.

En la actualidad la parte de la infraestructura de Villablino está en el trámite final de presentación a la inscripción en el Registro de la Propiedad, para posteriormente tramitar un expediente por parte de la Consejería de Economía y Hacienda de desafectación a uso público y conversión en bienes patrimoniales, que ya, entonces, podrían ser cedidos al Consorcio. La previsión de estar en disposición de hacerse esa cesión se cifra en el entorno a este mes de marzo, si bien
condicionado a los trámites ajenos a la Junta, como es el Registro de la Propiedad. El resto de la línea, desde Villablino a Cubillos del Sil, lleva un trámite en el que se precisarán dos meses más aproximadamente para llegar al mismo resultado final.

Por otro lado, La consejería ha abierto un expediente que en los próximos 10 días concluirá tras un informe de los servicios jurídicos de la propia consejería con el fin de ceder el uso material rodante solicitado por el Consorcio.

Finalmente, la reunión puso el acento en el trabajo a desarrollar por el Consorcio, con el apoyo en lo necesario de la Junta de Castilla y León, para definir la finalidad de uso de la infraestructura que le llega y el modelo de gestión, bajo una premisa de diversificación de los usos, no centrados solamente en el aspecto turístico sino también industrial y otros, y buscando la sostenibilidad económico financiero del modelo.

Pin It on Pinterest

Share This