Alcaldesa en funciones del Ayuntamiento de Ponferrada, María Isabel Fernández, Delegada del Gobierno de España en Castilla y León, Mercedes Martín, Subdelegado del Gobierno de España en León, Faustino Sánchez, Senadora, Diputados y Diputadas Nacionales, alcaldes y alcaldesas de El Bierzo, concejalas y concejales, alcaldes/as pedáneos/as, presidentes y presidenta del Consejo Comarcal, consejeros y consejeras comarcales, resto de autoridades, representantes de los partidos políticos, señoras y señores, buenos días:

Antes de nada, agradecer al Ayuntamiento de Ponferrada, y a su alcalde, Olegario Ramón, habernos cedido este magnífico espacio, el Salón de Plenos, para poder realizar este solemne acto. Y aunque él no puede acompañarnos hoy, por los motivos ya conocidos, quiero públicamente mostrarle el agradecimiento por este gesto, en mi nombre y en el de toda la corporación comarcal, así como nuestros mejores deseos de una pronta recuperación.

Como hice hace cuatro años, en primer lugar quiero dar las gracias a mis compañeras y compañeros del Partido Socialista Obrero Español, tanto a nivel comarcal como provincial, por la confianza que han depositado en mí para continuar siendo Presidente del Consejo Comarcal de El Bierzo. Es importante dar continuidad al trabajo realizado, y en el PSOE, después de los excelentes resultados cosechados a nivel comarcal, así lo han entendido para el gobierno de la institución que representa a toda la sociedad berciana.

Gracias a los consejeros y consejeras del Partido Socialista por otorgarme nuevamente su confianza, espero que podamos poder llevar a cabo todo aquello que hace cuatro años iniciamos con gran ilusión, y no defraudar las expectativas que nuestro partido, pero también El Bierzo, han puesto en nosotros y en las posibilidades de hacer de nuestra tierra un lugar mucho más agradable para vivir.

También quiero dar las gracias a las consejeras y consejeros del PSOE con los que he compartido en estos cuatro años tantos y tan buenos momentos: David, Luis, Maripaz, Cristina, Carmen, Miguel, Javier, Vicente, Alicia, Agapito y Pepi, pero también a los consejeros de Coalición por El Bierzo, Raúl e Iván. Habéis hecho que todo haya sido mucho más fácil, desde el trabajo conjunto y desde la colaboración. A quienes continuáis, nos seguiremos viendo en el día a día, y a quienes pasáis a tener otras responsabilidades, tanto en vuestros ayuntamientos como en las administraciones superiores, os deseo lo mejor. Y a quienes os incorporáis hoy a la corporación comarcal, daros la bienvenida a este nuevo proyecto que espero que os ilusione tanto como a mí.

Al igual que hicimos el 13 de julio de 2015, tendemos hoy desde el equipo de gobierno la mano al resto de fuerzas políticas para que, a través del diálogo y la colaboración, obtengamos en conjunto la fuerza necesaria para que nuestras reivindicaciones tengan, desde el respeto institucional, la contundencia adecuada para que los organismos que están por encima de nosotros, Diputación de León, Junta de Castilla y León, y Gobierno de España, nos escuchen y puedan llevar a cabo las acciones necesarias para que consigamos aquello que solicitemos. Tenemos un duro trabajo por delante, pero estoy plenamente seguro de que juntos lo conseguiremos.

Comenzamos hoy un mandato que debe ser el de la consolidación, como ya he manifestado, de aquello que iniciamos en 2015. Y lo primero que debemos tener en cuenta es la firma del Convenio Marco con la Junta de Castilla y León. Hemos estado cuatro años negociando la ampliación de competencias, la ampliación y consolidación de la financiación de nuestra institución, pero también debemos fomentar, como así se recoge en el texto del Convenio, la presencia real del Consejo Comarcal en todos los organismos en los que se toman decisiones que afecten a nuestra comarca, algo que, por desgracia, no ha sucedido en el reciente debate de investidura del Presidente de nuestra Comunidad Autónoma, donde no se ha dedicado ni un solo segundo a El Bierzo, la única comarca reconocida como tal en toda Castilla y León. Y es que durante demasiados años se han tomado decisiones que afectan a nuestra tierra sin tenernos en cuenta, y estos cuatro años deben estar dedicados a la consecución de este objetivo. Y para eso debemos avanzar todos unidos, Consejo y Ayuntamientos, para poder exigir a la Junta de Castilla y León su implicación real, algo que solo ha sucedido a medias. Y sí, la administración autonómica dirá que casi el total de los dineros que recibimos lo son de Castilla y León, pero también es cierto que no los dan a cambio de nada, lo hacen a cambio de los servicios que gestionamos, de manera muy eficiente, desde nuestra administración. Y los problemas mayores de financiación de nuestra institución proceden, precisamente, de la lentitud con la que la Junta tramita la concesión de estas aportaciones dinerarias, principalmente la que corresponde al funcionamiento de la institución comarcal. Y es que la Junta de Castilla y León destina para gastos de funcionamiento del Consejo la cantidad anual de 1.745.006 euros; cantidad que debe aportar, según indica la Ley, por trimestres adelantados, pero eso no se cumple nunca. Y lo más sangrante es que este año, y estamos a 11 de julio, la cantidad que la Consejería de Presidencia de la Junta de Castilla y León ha enviado al Consejo Comarcal para gastos de funcionamiento es de CERO EUROS. Imagínense los números que tenemos que hacer en nuestra administración para llevar a cabo nuestros compromisos de pago cuando llevamos más de medio año de 2019 sin que hayamos recibido ni un solo céntimo. Un dinero que, por cierto, si no se gasta a final del año, se debe devolver a la administración autonómica, y con intereses. Éste, sin duda, será nuestro caballo de batalla para los próximos cuatro años, porque después de 28 de existencia, creo que esta administración ha demostrado sobradamente su competencia, pero sobretodo, su efectividad. Y para dar un servicio de calidad a la ciudadanía berciana también necesitamos una sede adecuada, y aunque se pueden buscar soluciones transitorias, y estamos en ello, el objetivo claro es que el Consejo Comarcal de El Bierzo debe tener una sede DIGNA Y PROPIA.

También será el mandato de las competencias a transferir desde Ayuntamientos y Juntas Vecinales hacia el Consejo Comarcal. Ya se ha dado un primer paso con la constitución del Parque Micológico Berciano, una iniciativa que ha empezado a ver la luz fruto de la colaboración entre el equipo de gobierno y los alcaldes y alcaldesas, pedáneos y pedáneas de nuestra comarca, que han hecho que partamos con casi tres veces más terrenos que las diez mil hectáreas inicialmente necesarias para la constitución del citado Parque. Es un gran paso para nuestra institución, porque supone la primera competencia que, desde ayuntamientos y juntas vecinales, se transfiere al Consejo Comarcal, que será quién se encargue de la gestión del Parque, revirtiendo todo lo que se recaude en el mantenimiento de las infraestructuras, pero también en mejoras para las entidades locales que hayan cedido los terrenos de su propiedad para poderlo llevar a cabo. Y desde aquí también quiero animar a las juntas vecinales y ayuntamientos que aún no lo hayan hecho, a ceder al Consejo sus terrenos para incluirlos en este gran proyecto para El Bierzo. Y también pedir a la Junta de Castilla y León que, en la medida de lo posible, acelere los trámites para la constitución del Parque Micológico a la mayor brevedad.

Reivindicaremos el futuro para nuestra comarca dentro del Plan de Transición Energética Justa, porque no podemos quedarnos de brazos cruzados mientras nuestras minas y nuestras centrales térmicas han dejado de tener actividad. Existen proyectos de emprendimiento que deben tener la apuesta decidida desde el Gobierno de España, a través de la Ciuden como canalizador de los mismos, que pueden hacer de nuestra tierra un lugar de oportunidades de futuro para nuestros habitantes, y así poder revertir la sangría que ha supuesto la pérdida de población debida precisamente a la regresión económica de algunos sectores productivos en El Bierzo, antaño fuente de riqueza.

Apostaremos, como ya lo hemos hecho estos cuatro años, por nuestros jóvenes emprendedores y por el mantenimiento de empresas en nuestra Comarca, desde el servicio de Formación, Empleo y Asesoramiento. De igual modo, en Agricultura y Ganadería, seguiremos actuando a través del Banco de Tierras (que ha existido gracias al apoyo decidido de la Diputación Provincial) con agricultores y ganaderos para asesorar y tramitar en aquellos aspectos en que los colectivos nos lo demanden (cesión de uso o alquiler de tierras, búsqueda de subvenciones y ayudas, indemnizaciones, creación de cooperativas, etc.), sin dejar de colaborar con los Sellos de Calidad de nuestra tierra.

Consolidaremos el área específica de Mujer e Igualdad en el Consejo, que, en coordinación con los colectivos sociales de la Comarca, termine de elaborar para su posterior puesta en marcha un Plan de Igualdad y un Plan de Apoyo a la mujer en El Bierzo. Igualmente, y en colaboración con los Ayuntamientos bercianos, pondremos en marcha un Plan Integral de Violencia de Género.

Instaremos a la Junta a que desarrolle un plan de modernización y adecuación de las redes de abastecimiento y alcantarillado de todos los pueblos de nuestra comarca. Exigimos la garantía del acceso a Internet, telefonía móvil y telefonía fija de calidad para todos los pueblos de El Bierzo, como forma de apostar de una manera decidida por el medio rural y luchar contra la despoblación del mismo. Desde la Consejería de Fomento del Consejo exigiremos tanto a la Junta como al Gobierno de España actuaciones ya demandadas desde hace tiempo, como la A-76 y su ramal a La Cabrera, pero también el acceso al Hospital El Bierzo y todas las actuaciones que en infraestructuras de la red de carreteras, pero también de la red de ferrocarriles, con ese impulso del Corredor Atlántico Noroeste, haya que llevar a cabo para que los habitantes de El Bierzo no se vean discriminados respecto al resto de habitantes de nuestra Comunidad Autónoma.

Dentro de la reivindicación política también hay espacio para nuestro Campus Universitario, queremos no sólo que se mantenga, sino que se amplíe con las titulaciones adecuadas al desarrollo económico de nuestra tierra. Estamos en el camino correcto, pero es necesario ampliarlo. También reivindicaremos el mantenimiento del sistema educativo en el medio rural, para que, como ya he mencionado, se fomente el asentamiento de personas en nuestros pueblos.

Seguiremos potenciando el turismo, ya no solo con Las Médulas y el Camino de Santiago, con sus cuatro variantes en nuestra comarca, como ejes principales de nuestra oferta turística, pero sin olvidar el resto del patrimonio natural, cultural, industrial y gastronómico de El Bierzo, que son la fuente del turismo de “estancias largas”. Y sin olvidarnos del turismo rural, del que en nuestra tierra tenemos tantas ofertas. Y buscando siempre ofrecer un servicio de calidad a nuestros visitantes. Ese es el trabajo que hemos estado desarrollando en estos cuatro años en el Patronato de Turismo, con nuestra presencia importante en Fitur o en Intur, pero también en otras ferias, y siempre con los escasos recursos de que disponemos. Si conseguimos que las administraciones superiores sean sensibles a nuestras demandas, entonces El Bierzo tendrá una oportunidad de sobrevivir. Y debemos dedicar estos cuatro años a consolidarlo.

Quiero agradecer también, en este día tan especial, la labor que realizan las trabajadoras y trabajadores del Consejo Comarcal de El Bierzo. Ellas y ellos son el mejor ejemplo de que, cuando se ponen ganas e ilusión en aquello en lo que crees, los buenos resultados aparecen. Y con los medios que tenemos, hacemos un trabajo excelente por y para la sociedad berciana.

Gracias a los medios de comunicación por trasladar a la sociedad berciana la labor que día a día realizamos en nuestra institución.

No quiero finalizar esta intervención sin tener un recuerdo para todos mis predecesores: Francisco Alfonso Álvarez, Rita Prada González, Jesús Esteban Rodríguez, Ricardo González Saavedra, José Luis Ramón Corral y Alfonso Arias Balboa. Todos, estoy seguro, han puesto, habéis puesto, lo mejor de sí (vosotros) mismos para que el Consejo sea cada vez mejor, en todos los aspectos. Permitidme que, en mi debilidad, tenga un recuerdo especial para Susi, porque a nadie se le escapa que ha sido mi mentor político en Bembibre, y para Rita, que ha sido la primera y única mujer que ha presidido esta institución y porque además lo hizo en dos periodos: 1992-1995 y 1995-1999. Pero también les pido, al resto, contar con su colaboración y su experiencia para llevar a nuestro Consejo a los niveles de actuación y de representación en la sociedad berciana, pero también fuera de nuestra comarca.

De igual modo, quiero tener un recuerdo especial para mi familia que, al igual que sucede con el resto de familias de quienes nos dedicamos a la política, sufren nuestras ausencias y nuestros sinsabores. Y también para mis padres, y para todos aquellos seres queridos que han sido la base de nuestra educación y personalidad, y que, por desgracia, hoy ya no están con nosotros, aunque nunca dejen de estar en nuestro recuerdo.

Reitero el ofrecimiento a todos los grupos políticos que componen el Consejo Comarcal que hoy se ha constituido: juntos, podemos sacar nuestra tierra adelante. Ese ha

sido siempre nuestro eslogan y espero, esperamos, que durante estos cuatro años de consolidación de lo iniciado en julio de 2015, el consenso y el acuerdo entre todas las fuerzas políticas sea la tónica habitual. Eso querrá decir que estamos en el camino correcto.

Y ahora, al igual que hice hace cuatro años, y agradeciendo vuestra presencia en este acto, un brindis con una copa imaginaria, y un deseo: POR EL BIERZO Y PARA EL BIERZO.

¡¡¡VIVA EL BIERZO!!!

 Gerardo Álvarez Courel. Presidente Consejo Comarcal de El Bierzo.

Pin It on Pinterest

Share This